¿Cómo está evolucionando la carga Break Bulk? Hacia una favorable situación….

Fecha publicación: 17 mayo, 2022
Autor: Ramón Arcos - Project Cargo Manager

¿Cómo está evolucionando la carga Break Bulk? Hacia una favorable situación…. Del total de bienes que se consumen a nivel global, se considera que un 90% se transportan desde sus orígenes por vía marítima. De ese 90%, se considera que un 70% se mueven en contenedores, mientras que el resto lo harían por otros medios.

Estaríamos hablando, por un lado, de vehículos y maquinaria autopropulsada, que se moverían en barcos del tipo CAR CARRIER (RORO), y, por otro lado, del resto de materiales que habitualmente no se transportan en contenedor, como materias primas, materiales de construcción, cargas de proyecto, piezas especiales no contenedorizables, productos químicos, petróleos, crudo y derivados, etc.

De estos últimos, los que son graneles puros, sean líquidos o sólidos, se mueven en barcos específicamente concebidos para estos tipos de cargas, mientras que el resto, bien sean cargas de proyecto, o bien piezas extra-dimensionadas y extra-pesadas (Heavy Lift) o incluso graneles unitizados en grandes sacos, lo harían en barcos del tipo convencional (Break Bulk).

No obstante, en los últimos años, ya se venía observando como gran parte de las cargas que tradicionalmente se cargaban en buques convencionales se estaban derivando hacia barcos RORO, cargándolas en plataformas rodantes. La causa fundamental es que los barcos del tipo convencional son difíciles de operar y con unos altos costes, mientras que los barcos RORO, normalmente de línea regular, tienen unos costes operativos mucho más contenidos.

Con la llegada de la pandemia causada por el COVID-19 y la irrupción violenta de sus consecuencias en nuestra economía, la situación del transporte internacional, que venía viviendo una situación de relativa estabilidad, dentro de los parámetros antes descritos, ha cambiado drásticamente como consecuencia de la alta demanda, los altos fletes, la escasez de espacio y la poca disponibilidad de contenedores.

La mercancía que tradicionalmente se estaba cargando en contenedores, se ha empezado ahora a enviar en buques de carga Break Bulk por las altas tarifas de los contenedores.  Mientras esa situación persista, la posibilidad de que los productos de acero, otros metales, productos forestales, etc. se envíen a granel será más probable, lo que tendrá un impacto positivo en el volumen de carga a granel a nivel global.

La crisis de capacidad del transporte marítimo de contenedores ha hecho que algunos productos básicos agrícolas y químicos queden fuera del mercado, a favor de la carga Break Bulk. El motivo es que las navieras no quieren productos contaminantes ni pesados a bordo de los barcos de contenedores, en favor de productos más limpios y ligeros, que paguen mayores fletes.

También se ha acrecentado el número de cargas que se están derivando, como carga Break Bulk, a barcos RORO cargadas en plataformas rodantes, según apuntado más arriba.

Las señales de que la carga Break Bulk podría ver un resurgimiento surgieron en marzo pasado, cuando el caos en los puertos de contenedores chinos llevó a un mayor uso de buques frigoríficos convencionales para sortear el atasco. También transitarios globales contrataron buques convencionales para sacar sus cargas desde china.

Según estimaciones hechas por transportistas especializados, embarcar mercancías como fertilizantes, piensos y productos químicos desde China a Europa en Big Bags en un buque multipropósito, es dos veces y media más barato que los precios actuales para la misma carga en contenedores.

Los productos básicos como el acero, la madera y los productos forestales cambiaron a contenedores hace aproximadamente una década, cuando las tarifas de flete eran bajas y las líneas navieras estaban desesperadas por carga, según los transportistas multipropósito, pero el mercado cambiante parece haber provocado una reversión.

El principal factor decisivo es que la carga debe ser apilable, en cajas de madera o en Big Bags.

Además, eso permite que los costos de logística interna también resultan más baratos, ya que hacer las entregas en puntos interiores resultaba más barato en camiones tipo tautliner que hacerlo en contenedor.

También hay que remarcar que los comerciantes de azúcar y arroz, que en la última década estaban usando el contenedor como unidad de carga, están volviendo a los métodos de hace décadas y están reservando buques de carga seca a granel para evitar problemas. Transportan materia prima sin envasar en las bodegas del buque en lugar de en contenedores. El azúcar, el café, el arroz, el algodón y el cacao son algunos de los productos agrícolas que podrían transportarse en buques de carga seca a granel.

A pesar de que las tarifas de barcos convencionales suben, no se están disparando tan espectacularmente como lo han hecho las tarifas de contenedores

Hay un último factor que influye positivamente en la demanda de barcos del tipo convencional, que es la inversión continua en proyectos de energía eólica en todo el mundo, tanto para proyectos en zonas interiores como proyectos eólicos “offshore” en alta mar.  Además, muchos de los proyectos ya consolidados hace años están sustituyendo turbinas y componentes por otros más potentes y eficientes. Todo esto ha hecho que la demanda de este tipo de barcos esté aumentando constantemente, y que los embarcadores estén reservando espacio con varios meses de antelación para asegurarse la disponibilidad, siendo las perspectivas para 2023 y 2024 muy positivas

También hemos de considerar que se han reducido ampliamente, a la par que se producía la situación descrita en el párrafo anterior, los proyectos relacionados con las plantas de generación de gas o plantas de refinado de crudo, aunque siguen siendo una pieza importante en este mercado y probablemente se recuperen a medio plazo

Por último, también tenemos que tener en cuenta el conflicto Rusia/Ucrania. Y es que esta guerra puede tener un impacto negativo en la situación económica global. Rusia es un gran demandante tanto para cargo como para descarga de este tipo de mercancías, y se están implementando sanciones que restringirán el envío de carga desde/a Rusia

Como conclusión, hemos de señalar que la carga Break Bulk tiene muy buenas perspectivas de cara a los próximos años y que, probablemente estemos volviendo de nuevo a la favorable situación de este tipo cargas de hace un par de décadas.

El Grupo Arola queda a disposición de sus clientes para cualquier duda o aclaración sobre este asunto.

Ramón Arcos - Project Cargo Manager
Ramón Arcos – Project Cargo Manager

Relacionados

Le estábamos esperando.
¿Dónde nos vemos?